25 oct. 2013

Carraca europea en Tablas de Daimiel

Aunque se trata de unas fotos realizadas en la semana santa del año 2011, he querido rescatarlas para actualizarlas y subirlas al blog.

Durante la visita que realizamos a las tablas de Daimiel con Dario un guía super-competente, con el que disfrutamos de toda una mañana de campeo dándonos todo tipo de explicaciones sobre la formación y evolución en el tiempo de las lagunas, tuvimos la oportunidad de ver a esta maravillosa ave que se hace presente en la zona sur de la península Ibérica en primavera procedente de África, para abandonarnos después una vez el proceso de cría ha finalizado para regresar a sus orígenes en África hacia Sep-Oct.

Es una de las aves más hermosas de Europa, y durante la parada nupcial, el macho muestra el interior de sus alas, mientras alardea de su habilidad voladora: ascensos en vertical, picados hasta pocos metros del suelo, cabriolas y piruetas.

Aunque se alimenta sobre todo de insectos atrapados al vuelo, también caza pequeños reptiles.

Según publicación de Jesús Miguel Avilés de Estación Experimental de Zonas Áridas (CSIC):

"Es una ave de mediano tamaño (29-32 cm), aspecto compacto y cabeza y pico relativamente grandes para su tamaño. Los ejemplares adultos de ambos sexos tienen las escapulares y el obispillo de color morado intenso y la espalda de color marrón-rojizo. La plumas de cabeza, cuello, pecho y cola son mayoritariamente de color azul pálido-verde y el extremo de las plumas remeras es negro.

La voz de contacto entre individuos es un fuerte “rak-ack”. Durante los cortejos y cuando interaccionan con otras especies o individuos presenta un reclamo ruidoso y sonoro traqueteante que se acelera en su final “Rak-rak-rak-rak-rakg-rakg-rakg”.

Se reproduce de manera dispersa por la meseta norte, centro y sur peninsular, franja mediterránea y zona media de Navarra y Burgos. Falta en ambos archipiélagos, Ceuta y Melilla. La especie también se reproduce en el centro y el sur de Portugal, especialmente en la parte interior del país.

La carraca cría en zonas esteparias templadas y zonas mediterráneas de Europa caracterizadas por presentar veranos calurosos. Evita zonas de influencia oceánica y es predominantemente una especie nidificante a bajas altitudes. Muestra una tendencia a aparecer en las proximidades de cursos fluviales.

Es una especie estival en la Península Ibérica. Los primeros individuos cruzan el estrecho de Gibraltar a principios del mes de Abril. Durante mucho tiempo se pensó que las carracas ibéricas realizaban una migración en nudo sobre el desierto del Sáhara. Sin embargo, parece probable que las carracas ibéricas posean un lugar de invernada al suroeste del citado desierto. Entre finales de agosto y principios de septiembre la especie desaparece de Iberia y retorna a sus cuarteles de invernada.

La dieta está compuesta básicamente de artrópodos de mediano y gran tamaño de tierra y voladores lentos.

Nidifica en agujeros en árboles, en construcciones humanas y en taludes arenosos. Las puestas comienzan a finales de abril y ponen 4 o 5 huevos de los que rara vez vuelan todos los pollos. La incubación suele empezar con el tercer huevo y se prolonga entre 17 y 20 días desde ese momento. Los pollos abandonan los nidos transcurridos 20-24 días desde su nacimiento.

Interacciona con cernícalos vulgares Falco tinnunculus y grajillas Corvus monedula durante la búsqueda de agujeros para criar. En invierno se han descrito numerosas asociaciones con otras especies de carracas e incluso con halcones para cazar insectos. Durante la migración prenupcial se puede asociar con abejarucos.

Los dos miembros de la pareja suelen aparecer juntos en sus territorios que defienden muy agresivamente. La agresividad de las carracas aumenta con el valor reproductivo de su crianza. La ocupación de carracas aumenta en parches en los que los cernícalos vulgares fueron exitosos el año anterior lo que podría relacionarse con la utilización de información pública basada en el éxito reproductor de heteroespecíficos a la hora de seleccionar los parches donde reproducirse".




20 oct. 2013

Espátula en Salburua

Hoy ha salido un día soleado y hemos aprovechado para acercarnos a Salburua en Vitoria, entre las aves que hemos podido avistar, lo más aprovechable a sido la presencia de una espátula que ha venido a pescar muy cerca del observatorio donde estábamos apostados. 

Durante el tiempo que la hemos estado observando, al menos en dos ocasiones ha tenido éxito y ha capturado peces. Yo desconocía que con su técnica de batido incansable de izda. a dcha y de dcha. a izda. pudiera capturar peces, pero hoy he podido comprobar la eficacia de la misma. A pesar de no verse con claridad en una de las fotos tiene capturado un pez que ya ha tragado en la foto posterior.









Agachadiza común en Salburua

Esta es una especie que no había fotografiado todavía y hoy mientras estábamos pendientes de las evoluciones de la espátula que teníamos pescando cerca del observatorio, Lydia descubrió esta agachadiza en una zona rodeada de azulones.





Garza real en Salburua


Reyezuelo listado en Salburua

Hoy de camino a los observatorios de Salburua, he visto como volaba de un lado al otro del sendero por donde íbamos un minúsculo pajarillo, cuando lo he visto posado he comprobado que se trataba de un reyezuelo. Cuando he intentado enfocarle no había forma de hacerlo, se movía como un demonio de rama en rama sin date opción de fotografiarlo.

Como llevaba el teléfono con los cantos de las aves, he buscado el reyezuelo y le he dicho a Lydia que hiciera sonar el reclamo durante un rato para ver si venían más. Ha sido empezar a sonar el reclamo y aparecer como 4 o 5 reyezuelos que se movían continuamente entre las ramas de los árboles que teníamos a ambos lados del sendero. 

Aunque las fotos que les he hecho la mayoría han resultado desenfocadas, aquí os dejo como testimonio estas en las que aparece un reyezuelo con un insecto en el pico




Zampullín chico en Salburua




Aguilucho lagunero en Salburua